La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ha aportado 25.000 euros a un programa de educación que está llevando a cabo Unicef, a través del cual se llevará un lote humanitario de ocio, recreo y educación a 7.700 niños de Siria.

Así lo han anunciado en una rueda de prensa la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, acompañada por la presidenta de Unicef Castilla-La Mancha, Asunción Díaz y por la responsable de emergencias Unicef Comité Español, Lorena Cobas.

Asunción Díaz ha explicado que gracias a esta ayuda niños menores de cinco años podrán estar en escuelas, lo que significa “protección, educación, alimentación y conseguir que una generación no se pierda”.

Este programa, ha continuado Díaz, tiene una inversión total de 95 millones de dólares que llegará a tres millones de niños, y ha subrayado que gracias al Gobierno de Castilla-La Mancha se podrá llegar a 7.700.

“MUCHAS BARRERAS”

De su parte, Lorena Cobas ha explicado que este conflicto lleva más de seis años en el país, lo que ha provocado que los niños tengan “muchas barreras” para acceder a la educación.

En este sentido, ha señalado que no tienen los materiales básicos para aprender ni lugares a los que acudir. Por eso, están enviando estos kits para rehabilitar escuelas y establecer aulas temporales.

Además, ha indicado que hay niños que llevan cursos atrasados, ya que en total hay dos décadas de retraso en materia educativa. “Los niños no están pudiendo ir a clase y cuando se tienen que reincorporar no están en el curso adecuado”, ha detallado.

“Otro de las barreras a las que se enfrentan los niños en Siria es la inseguridad por salir la calle o ir a la escuela, están expuestos a bombardeos, violencia y tiroteos”, ha continuado.

Por eso, están poniendo en marcha un programa de autoaprendizaje para que los niños que no puedan ir a la escuela puedan estudiar en su casa con unas unidades educativas offline acompañadas por un adulto.

“GRAVES VIOLACIONES CONTRA LA INFANCIA”

Además, ha contado que la situación de los niños en Siria es muy grave porque “la mitad de los hospitales no están funcionando, hay cortes deliberados de agua y electricidad, unido a las graves violaciones contra la infancia que se están cometiendo por todas las partes; niños secuestrados, niños utilizados para fines bélicos, niños con agresiones sexuales y ataques a escuelas y hospitales”, ha concretado.

Ante esta situación, Cobas ha agradecido de “manera especial” este compromiso que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha tenido con la educación en Siria porque “nos va a ayudar a que intentemos evitar que una generación entera se pierda”, ha subrayado.

Por su lado, la consejera de Bienestar Social ha incidido en que el Gobierno de Castilla-La Mancha está “totalmente comprometido con la cooperación al desarrollo”.

En este sentido, Aurelia Sánchez ha recordado que el año pasado se recuperó la convocatoria de cooperación al desarrollo con “un incremento del 172 por ciento del presupuesto”.

Por ello, ha concluido diciendo que es “fundamental todas las acciones que se hacen, sobre todo para proteger a la población más vulnerable, precisamente en los países donde se producen conflictos”.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here