UGT Castilla-La Mancha ha asegurado que la región tiene uno de los sueldos medios “más bajos” del país y por ello se ha propuesto que en el año 2018 los convenios colectivos tengan un salario mínimo de convenio de 1.000 euros.

Así lo ha señalado en declaraciones a los medios el secretario regional de UGT, Carlos Pedrosa, durante el segundo Comité Regional del sindicato, que ha tenido lugar en el Archivo Regional que se encuentra en Toledo, donde se ha presentado la campaña ‘Ponte a 1.000’.

Pedrosa ha explicado que esta campaña que se ha puesto en marcha en toda España, es “importante” para todo el país, pero “especialmente” para comunidades autónomas como Castilla-La Mancha, “que forman parte de la parte más baja del mapa de las desigualdades”.

“Comunidades autónomas como Extremadura, Castilla-La Mancha, Galicia, Murcia o Canarias están a la cola, no solo en el Producto Interior Bruto o las peores cifras del paro, sino también con los peores cifras en materia salarial, hasta el punto de que en Castilla-La Mancha los salarios y las pensiones engordan la bolsa de la pobreza“, ha lamentado Pedrosa.

De hecho, según Pedrosa, los porcentajes de pobreza, elaborado por organismos internacionales como Unicef o Cáritas, no señalan únicamente a las familias desempleadas, sino que “dentro de esa bolsa hay trabajadores que tienen trabajo, pero que tienen un salario que no les permite salir de la pobreza, y pensionistas que tienen unas pensiones que no les permiten salir de la pobreza”.

“LOS SALARIOS Y LAS PENSIONES FORMAN PARTE DEL PROBLEMA”

Por lo tanto, ha continuado, “en esta Comunidad Autónoma, más que en ningún sitio, los salarios y las pensiones forman parte del problema y no de la solución entre los hombres y mujeres de Castilla-La Mancha“.

En este sentido, ha indicado que la región tiene uno de los sueldos medios más bajos del país de 1.475 euros brutos en 14 pagas, estos son unos 1.100 euros netos. Además, ha recalcado que en Castilla-La Mancha hay también un porcentaje “elevadísimo” de trabajadores con salarios de 350 euros, porque tienen trabajos temporales.

Por lo tanto, ha señalado que con estas circunstancias es “imposible que puedan acceder ni a lo más básico como es la alimentación”, pero además ha subrayado que la vivienda, siendo “un derecho constitucional, en Castilla-La Mancha se ha convertido en un lujo inalcanzable”.

Ante esta situación, Pedrosa ha afirmado que según los cálculos que ha hecho el sindicato, “tendríamos que irnos más allá del 2030 para recuperar la masa salarial que los trabajadores de la región tenían en 2007”.

Preguntado por cuántos trabajadores hay en Castilla-La Mancha que cobren menos de 1.000 euros, Pedrosa ha respondido que “entorno a un 50 por ciento o algo más del mercado de trabajo está cobrando menos de 900 euros brutos”.

10% POR DEBAJO DE LOS 300 EUROS

“Tenemos el 10 por ciento que están por debajo de los 300 euros, si la población ocupada en la región es de 676.000, estamos hablando de casi 70.000 personas que están en los 300-350 euros”, ha concretado.

Para solucionar esta situación, Pedrosa ha señalado que actuarán en dos vías. Por un lado, en los convenios colectivos de 2018 que tienen que tener un salario mínimo de 1.000 euros, y por otro lado pedirán al Gobierno de España y al PSOE, que aprobaron conjuntamente una subida del salario mínimo interprofesional de 707 euros, que el salario mínimo interprofesional suba a los 1.000 euros progresivamente.

De otro lado, Pedrosa ha explicado otros asuntos que se han abordado en este Comité, y que pasan por pedir al Gobierno regional, de cara a los presupuestos de 2018, un incremento en el capítulo de ingresos de las cuentas regionales y la supresión del uno por ciento que eliminó el Gobierno de Cospedal en el tramo autonómico del IRPF.

Asimismo, ha señalado que desde UGT creen que hay que hacer un esfuerzo en materia de depuración en espacios protegidos y en políticas activas de empleo y para ello, según Pedrosa, se debería “mejorar las plantillas y los medios que actualmente tienen las oficinas de empleo de la Comunidad Autónoma”.

Además, ha recalcado que hay que hacer un esfuerzo “muy urgente en avanzar en la recuperación de derechos perdidos, tanto en lo que es la acción de los servicios públicos, centrándolo mucho también en gestión, pero sobre todo en materia de plantillas, ya que hay serias deficiencias en materia de sustituciones, de baja por enfermedad, de días propios, en las plantillas de los centros dependientes de la Comunidad Autónoma”.

A nivel nacional, UGT han analizado otras cuestiones y han reclamado para los Presupuestos Generales del Estado del 2018 el ave por Talavera de la Reina (Ciudad Real), y también creen que es importante y de “extrema urgencia” avanzar en el proyecto del ramal central de la alta velocidad que pasaría por la comunidad de Aragón, Madrid, Castilla-La Mancha hasta llegar a Algeciras y “así equilibrar el desarrollo del conjunto del país”, ha agregado.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here