Un sondeo, realizado a finales de mayo, otorgaría una ventaja al PSOE en Castilla-La Mancha de 3,6 puntos sobre el PP, de tal manera que el actual presidente de esta región, Emiliano García-Page, tendría garantizada de este modo su continuidad.

Concretamente, la encuesta, elaborada por Noxa para el PSOE de Castilla-La Mancha, pronostica para el PSOE un 37,9% de los votos en Castilla-La Mancha frente al 34,3% del PP. Así, el PSOE subiría casi dos puntos en intención de voto, sobre todo a costa del PP, que baja tres, según ha publicado El Mundo.

En cuanto a Podemos, bajaría de tercera a cuarta fuerza, a pesar de su acuerdo con los socialistas, quedando por debajo de Ciudadanos. El partido de Albert Rivera tiene en Castilla-La Mancha una subida importante: de un 8,6% a un 12,5%.

Sin embargo, también hay datos negativos para García-Page, pues el 48% de los consultados tiene una imagen mala o muy mala del Gobierno regional, frente al 37% que la tiene buena o muy buena. Eso sí, cuando se pide a los encuestados que comparen el Gobierno actual con el anterior de María Dolores de Cospedal, Page gana: el 36% de los consultados cree que este Ejecutivo es mejor; el 10%, mucho mejor; y el 26%, igual. Sólo el 26% considera que el Gobierno de García-Page es peor o mucho peor que el de la actual ministra de Defensa.

Asimismo, en la valoración de líderes, García-Page es el único que aprueba con 5,3 puntos sobre 10. Cospedal obtiene la peor nota de todos los políticos regionales, con un 3,9 sobre 10. El secretario general de Podemos, José García Molina, consigue un 4,5. Y empatados están después los portavoces de Ciudadanos y de Izquierda Unida, con 4,6 puntos cada uno.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here