Los concejales del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Albacete Modesto Belinchón y Juani García denunciaron esta mañana que la dejación irresponsable del Equipo de Gobierno en el seguimiento y control de los contratos municipales ha sumido a esta área en el caos, con consecuencias muy preocupantes en la calidad del servicio que se presta a los ciudadanos, las condiciones laborales de las personas que trabajan para estas contratas y un mayor gasto para las arcas municipales, para sufragar estos servicios.

A este respecto, el portavoz municipal socialista, Modesto Belinchón, precisó que, en la práctica, “lo que está haciendo el Equipo de Gobierno de Manuel Serrano es vender los derechos de los trabajadores de las contratas municipales al mejor postor”.

Belinchón incidió en que el Grupo Socialista ha solicitado de forma reiterada durante los dos últimos años que se modifique la instrucción de contratación municipal, puesto que se cambió en 2012, en una situación de crisis económica y escasez de liquidez en las administraciones. Pero hoy, precisó, esta instrucción está originando que “el Ayuntamiento no se preocupe por las condiciones laborales de las personas que hoy trabajan para una contrata, solo se interesa por el precio. El mismo Ayuntamiento que en unos casos dilapida dinero en contratos y en otros lo ajusta tanto, que ocasiona que los trabajadores se encuentren en una situación más propia del siglo pasado, fuera del marco de referencia del convenio del sector”.

Asimismo, Modesto Belinchón aludió a cómo el Grupo Socialista no ha cejado en su intención de introducir cláusulas sociales y laborales en los pliegos de contratación municipales, “como hacen el 80% de los ayuntamientos de España y que nos faciliten información del seguimiento de los contratos públicos. Dos veces se lo hemos pedido al Equipo de Gobierno por escrito en  los últimos cinco meses y aún estamos aguardando a que se dignen contestarnos”.

A esta situación hay que añadir, subrayó, que “en algunos casos, incluso están encareciendo el coste del servicio que sale a contratación”, aludiendo al contrato para la gestión de los centros socioculturales, que, en 2011, cuando estaba unificado costaba al erario público municipal medio millón de euros menos que ahora, cuando el PP ha decidido escindir este servicio en varios contratos”.

En este punto, la concejala socialista Juani García detalló las irregularidades que se están registrando en el contrato de limpieza de los centros socioculturales de la ciudad. Un hecho que, tal y como recordó, ha advertido en numerosas ocasiones el PSOE, prácticamente, desde el inicio del presente mandato municipal, pues “teníamos meridianamente claro que la decisión de trocear en tres contratos el antiguo servicio de limpieza, conserjería y repostería de los centros socioculturales, que funcionaba de manera impecable, iba a originar muchos más problemas y deficiencias que beneficios”.

La edil socialista expuso que, en un principio, el Equipo de Gobierno licitó dos contratos, el de limpieza y repostería de estos centros, puesto que el de consejería, que no asumían estos contratos, pretendían cubrirlo con el cuerpo de conserjes municipales, “a pesar de los continuos avisos por parte del PSOE de que la aritmética no daba y no iban a ser suficientes”.

De ahí, prosiguió, que el PP decidiera firmar un convenio con la Fundación ASLA de ASPRONA, para incorporar a ocho trabajadores más, para la prestación de este servicio en otros tantos centros. Convenio que tampoco fue suficiente, por lo que fueron los alumnos de un curso de formación que imparte la Asociación para la Información, Formación, Animación y Desarrollo, los que estuvieron cumpliendo esta función, en calidad de prácticas, en otros nueve centros, “sin supervisión de nadie que les instruyera”,  subrayó la concejala del PSOE.

El cúmulo de despropósitos del Equipo de Gobierno, en aquel entonces con Javier Cuenca al frente, prosiguió en el verano de 2016, cuando “decidieron cerrar una decena de centros socioculturales y prestando un servicio muy inferior a otros años e invitando a los vecinos que quisieran abrir los centros de su barrio a hacerse cargo de las llaves y de abrir y cerrar, para sus actividades programadas”.

Un problema, denunció, que ha vuelto reproducirse este verano, a pesar de que el pasado mes de febrero se licitó un tercer contrato de conserjería, que no es el último, pues antes de que concluya el presente mes, Manuel Serrano y sus concejales ofertarán el cuatro contrato para poder cubrir este servicio.

Y aun así, informó Juani García, “durante el año y medio de gestión de la contrata que asume la limpieza de estos centros, no se han cubierto bajas, no se han respetado los acuerdos adquiridos y firmados con el personal subrogado, no se atienden las peticiones de información de los representantes sindicales y no se cumplen las obligaciones concernientes a prevención de riesgos laborales, por citar solo algunas de las deficiencias e irregularidades”.

Además, según han denunciado vecinos y usuarios, en algún centro sociocultural se están registrando actividades que nada tienen que ver con las funciones de estos centros, fuera de su horario de apertura. Un hecho que, probablemente, este relacionado con el reparto indiscriminado de llaves que se realizó desde la Concejalía de María Gil.

Por último, Juani García recordó a Manuel Serrano que “las instituciones no pueden lavarse las manos una vez elaborados los pliegos y adjudicados los contratos, puesto que han de ser ejemplo de responsabilidad y buen hacer,  tanto para los servicios que se ofrecen como para los trabajadores que los prestan”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here