El diputado del PSOE de Castilla-La Mancha José Luis Escudero ha criticado este martes que la ministra de Defensa y presidenta del PP regional, María Dolores de Cospedal, haya visitado la capital regional y “no haya dicho ni ‘mú'” en materia de agua en un momento en el que los pantanos de cabecera del Tajo se encuentran al 9,5% de su capacidad; mientras que el parlamentario del PP Lorenzo Robisco ha erigido a su partido como “único defensor” en este ámbito en la Comunidad Autónoma.

Escudero ha sido el primero en decir ante los medios que Cospedal “se acuerda hoy de la región pero para venir a hacerse una foto”, mientras que “no ha criticado el último trasvase inmoral”.

Así se refería a la última salida de agua desde Entrepeñas y Buendía hacia el Levante, explicada por la Delegación del Gobierno como “una cesión entre particulares”.

Para Escudero, más allá de esas explicaciones, “es un trasvase asestado por la espalda, con nocturnidad y alevosía por el Gobierno de Mariano Rajoy”.

“Cospedal dejó en los huesos a Castilla-La Mancha, y ahora desde el Ministerio, lo que hace es permitir que nos dejen secos”, ha lamentado, añadiendo que “hoy el Mar de Castilla es el Desierto de Castilla, y Cospedal mira para otro lado y permite este nuevo saqueo”.

RESPUESTA DE ROBISCO

Minutos después de esta comparecencia, el ‘popular’ Lorenzo Robisco ha pasado por la sala de prensa de las Cortes para dar respuesta a Escudero, asegurando ante los medios que “al PP nadie le va a ganar en la defensa del agua”, algo que considera que “ya se ha demostrado con hechos”.

Así, ha vuelto a recordar que fue el PP “quien consiguió” fijar un límite mínimo de 400 hectómetros cúbicos en los embalses de cabecera –hoy se encuentran por debajo de 270–, algo que el Partido Popular “defendió con uñas y dientes”.

“Queremos manifestar con rotunda claridad que en la defensa del agua en la región y los derechos conseguidos y aumentados en los pantanos de cabecera ha estado al frente siempre el PP. No aceptamos las guerras del agua”, ha subrayado Robisco.

Sobre esta última salida de agua, ha dicho que tiene una “base jurídica legal”, lo cual “no significa que al PP le parezca mal”. “La base legal es una, la circunstancia social es otra. No se han hecho bien las cosas cuando se está vendiendo el agua. Eso no significa que las ventas sean ilegales, el problema es que no debería de haberse hecho”, ha zanjado.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here