Los pacientes crónicos que reciben prestaciones de terapias respiratorias domiciliarias en Castilla-La Mancha tendrán a partir de ahora una monitorización personalizada las 24 horas, según ha adelantado este martes el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz.

En rueda de prensa, Fernández Sanz ha señalado que el Consejo de Gobierno de esta semana ha aprobado una inversión –a cuatro años– de casi 70 millones de euros para prestaciones de terapia respiratoria domiciliaria y técnicas de respiración asistida.

Pero ha aclarado que, junto a la inversión, se ha aprobado como novedad el seguimiento de estas técnicas, una vez se realice la adjudicación, para evitar una “mala adherencia” al tratamiento, que unos utilizan de una manera y otros de otra, y “redirigir de manera adecuada” esa terapia.

El objetivo es que los pacientes vayan menos a Urgencias y haya menos hospitalizaciones, ha remarcado el titular de Sanidad, que ha comentado que estas patologías están relacionadas con el envejecimiento de la población y que la inversión pretende que los pacientes tengan “mejor calidad de vida”.

Fernández Sanz ha destacado que, según el “mapa de la cronicidad” de la Comunidad Autónoma, la base de la pirámide la forman las patologías sin cronicidad, que suponen el 79% de los pacientes, frente al 21% que sí padece alguna patología crónica.

En ese 21% se encuentran no solo las respiratorias –el 8% de la población la sufre de manera crónica y un 5% tiene enfermedad de la apnea del sueño, y en algunos casos con coincidentes ambas–, sino otras patologías como las insuficiencias cardíacas, enfermedades reumáticas, diabetes, hipercolesterolemia y déficit de retorno venoso, que en total suponen el 80% de la actividad de los profesionales sanitarios de Atención Primaria.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here