hachís droga

Agentes de la Comisaría de Albacete han desactivado cuatro puntos de venta de hachís, ubicados en la capital. Han sido detenidas ocho personas relacionadas con el tráfico de drogas. También se ha logrado la detención de un grupo criminal, formado por tres personas, con el que estaban vinculados, residente en Murcia, que traficaba a gran escala con hachís.

En nota de prensa, la Delegación del Gobierno ha explicado que la investigación se inició a partir de las informaciones reiteradas desde distintos barrios de la ciudad, en las que se daba cuenta de la actividad ilegal de un grupo de personas que traficaban con hachís en la Plaza de Fátima y alrededores.

El grupo lo encabezaba un conocido traficante, detenido tres veces durante los últimos dos años por la misma actividad, que seguía vendiendo hachís en pequeñas cantidades a los consumidores.

Con el traficante colaboraban otras personas, que guardaban la droga o avisaban de la presencia policial, de modo que protegían su venta propiciando que la Policía no pudiera encontrar el hachís en su poder.

Su mujer, que formaba parte de sus colaboradores, también vendía hachís en un piso situado en el barrio El Pilar. Además, era la encargada de contactar con los proveedores de la droga.

EN JUNIO COMENZÓ LA OPERACIÓN

En el mes de junio se inició la operación policial lográndose la detención de cinco de los implicados. Se realizaron dos registros domiciliarios, donde se localizaron 960 gramos de hachís, 41,300 gramos de cocaína y 2.500 euros.

El cabecilla de la banda, tras pasar a disposición judicial, fue ingresado en prisión, junto con uno de los colaboradores, que tenía seis órdenes judiciales pendientes para ser internado en la cárcel por la comisión de varios delitos de estafa en el resto de España.

La investigación, entonces, se orientó hacia los proveedores de hachís, un grupo criminal residente en Murcia y originario de Marruecos, que proporcionaban periódicamente la droga a dos compatriotas que vivían en Albacete. Desde ese punto de venta se distribuía el derivado de la ‘cannabis sativa’ a varios traficantes menores, entre los que se encontraban quienes operaban en los barrios Fátima y El Pilar.

A finales de septiembre, agente de la Comisaría de Albacete y la Jefatura Superior de Policía de Murcia, detuvieron a uno de los proveedores de Murcia, al que intervinieron cinco kilogramos de hachís, que transportaba escondidos en su vehículo. Más tarde, se detuvo a otros dos componentes del grupo criminal y se efectuaron dos registros en la provincia de Murcia, donde se decomisó 700 gramos de hachís y 12.500 euros. Los tres detenidos pasaron a disposición judicial en Murcia e ingresados en prisión.

A primeros de octubre, se logró desactivar otros dos puntos de venta en Albacete, ubicados en los barrios de Franciscanos y Hermanos Falcó, utilizados por magrebíes, relacionados con los detenidos en Murcia. Han sido detenidas tres personas y registrados dos domicilios, donde se ha intervenido 463 gramos de hachís y 5.175 euros. Uno de los detenidos ha ingresado en prisión.

Esta operación contra el tráfico de drogas desarrollada por la Comisaría de Albacete, en colaboración con la Jefatura Superior de Policía de Murcia, ha permitido erradicar cuatro puntos de venta en nuestra capital. Se han eliminado del consumo unas 28.000 dosis de hachís.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here