El incipiente grupo toledano Balkan Bomba ya se prepara para desplegar este sábado en el escenario del Iboga Festival (Tabernes de la Valldigna, Valencia) su ‘balkan-ska-rock’ con una decena de músicos sobre las tablas y un sonido que va desde lo étnico a lo balcánico apoyado en cuerda, percusión y viento y por primera vez con Miguel Rojonesta a los samplers.

Poco a poco se ha ido conformando un grupo que cuenta con 11 temas a punto de hornearse en un primer disco que llegará bajo el nombre de Xplosivodka. “Las letras tienen de todo un poco. Las hay en italiano, en inglés, en francés, hay frases en alemán e incluso ruso. ¡Y en castellano!”, detalla Rodrigo.

En cuanto a la temática, como música étnica no dejan de lado temas sociales, y la problemática de la crisis de los refugiados o la violencia machista tienen cabida en las canciones que ofrecerán al Iboga Festival.

La narrativa también tiene un hueco en las letras, llegando a contar con un tema en el que se presentan como un grupo de inmigrantes rumanos que llegan a España como temporeros y se ven obligados a vender sus pocas posesiones para intentar entrar en el mundo de la música.

UN AÑO DE TRAYECTO

Balkan Bomba se fraguó hace un año y aglutina a diez músicos de otras tantas disciplinas, en algunos casos con más de 20 años de experiencia a la espalda.

“Hay gente nueva, pero gente que lleva años tocando. No nos pilla de nuevas lo de subirnos al escenario”, argumenta Rodrigo, quien añade que después de haberse estrenado en directo “la cosa va bastante bien”. Ahora toca deslumbrar en el Iboga, “y a partir de ahí seguir trabajando” para ir abriendo camino.

A la voz y mandolina de Rodrigo le acompañan la guitarra de Gerardo, el bajo de Alberto, la batería de Javier, las trompetas de Óscar y Sergio, la trompa de David, el trombón de Ángel y el violín de Javi, todo de la mano de los ‘samplers’ de Miguel Rojonesta, última incorporación de la banda.

IBOGA FESTIVAL, A “REVOLUCIONAR EL CONCEPTO FESTIVALERO”

La cita multicultural valenciana llega a su quinta edición después de reunir el año pasado a más de 30.000 personas al pie de la playa de Tabernes.

Tal y como explica la organización en su web, Iboga Summer Festival es una evasión de cuatro días en la que poder disfrutar de las bandas internacionales referentes de estilos como Balkan, Gypsy, Swing, Ska, Electro-Swing, Ska-Jazz, Gypsy-Punk y otros pocos habituales que comparten un denominador común: “Son imposibles de no bailar”.

En este quinto aniversario, la intención pasa por revolucionar el concepto festivalero dentro del panorama nacional. “Además de la mejor música, un gran entorno natural presidido por una cálida playa, talleres de actividades y espacios alternativos, en la esta edición contaremos con destacables mejoras en todos los espacios y componentes del festival además de una gran cantidad de sorpresas por desvelar”.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here