Los miembros de la Ejecutiva Regional de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, UPA de Castilla-La Mancha han mostrado especial preocupación por los daños de la sequía tras la última reunión que han mantenido en Toledo. La situación es grave a nivel agrícola y ganadero, está condicionando el primer semestre del año y, si las cosas no cambian, marcará el futuro del sector.

Desde UPA Castilla-La Mancha han analizado la situación que atraviesan agricultores y ganaderos y se ha estimado que los daños de la sequía suponen un ascenso del 40 % en cereales y leguminosas con respecto al año pasado, unos datos que no son nada halagüeños. Estos datos se suman a los perjuicios que podrían darse en fechas próximas en cultivos como el olivar.

Si en agricultura hay complicaciones, también las están sufriendo en el sector ganadero pues la falta de pastos está ocasionando que muchos ganaderos tengan que hacer un gasto extra y recurrir a la compra de alimento para sus animales.

A la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Castilla-La Mancha le preocupa, asimismo, la evolución de los niveles de agua de los pantanos y acuíferos. La situación hidrológica es otra de las variables que está marcando la agenda de 2017 y podría condicionar de manera negativa el futuro de la región.

Las medidas que ha planteado el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente en su Decreto para cubrir los daños ocasionados por las las adversidades climáticas son insuficientes porque solo se plantean bonificaciones en determinadas cuestiones, como el establecimiento de avales AECA o el aplazamiento en pagos a la Seguridad Social durante ocho meses. La lista de medidas es excesivamente reducida y que todas ellas salen en definitiva del bolsillo de los agricultores y ganaderos.

Entre otras medidas que UPA CLM considera insuficientes se encuentra las deducciones en módulos de Hacienda; unas deducciones con trampa puesto que si no hay cosecha no tienen efecto real sobre las explotaciones, no van a producir y no tendrán actividad, tampoco ingresos, por lo que a muchísimos agricultores les dan igual las reducciones fiscales que les hagan. Por otro lado UPA considera que la medida ministerial de ofrecer préstamos a un sector endeudado es como “atar la soga al cuello del ahorcado”.

Desde la Ejecutiva Regional de UPA se ha pedido más sensibilidad al Ministerio de Agricultura y a la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural para que se tomen medidas frente a una de las sequías más importantes que está sufriendo el campo en los últimos años, son necesarias medidas de más calado en cuanto a adversidades hidrológicas; por lo que pide más sensibilidad tanto a la administración nacional como al gobierno de Castilla-La Mancha.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here