La Federación de Caza de Castilla-La Mancha ha pedido a la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural que ponga en marcha medidas de apoyo a las sociedades federadas de cazadores que son “sistemáticamente condenadas como responsables de los daños que provocan las plagas de conejo en la región”.

El presidente de la Federación de Caza de Castilla-La Mancha, Agustín Rabadán, le ha remitido una carta al director general de Política Forestal y Espacios Naturales, Rafael Cubero, pidiéndole que adopte medidas para paliar esta situación, al tiempo que le ha reclamado establezca ayudas para las sociedades de cazadores que son condenadas por estos hechos.

Según ha informado en nota de prensa la federación, Rabadán, en su escrito, le recuerda a Cubero que esta es una reivindicación histórica y persistente de la Federación de Caza de Castilla-La Mancha, que considera necesario arbitrar un sistema de responsabilidad mucho más justo en materia de responsabilidad por daños a la agricultura causados por fauna silvestre.

“Mientras el cambio en la legislación no se produce, y en tanto que algunas audiencias provinciales siguen condenando de manera sistemática y tozuda a los titulares de cotos de caza, la Federación de Caza de Castilla-La Mancha considera que se deben establecer medidas de apoyo para los cazadores de la región”, ha dicho.

COMARCAS PREOCUPANTES

Especialmente “preocupante”, ha señalado Rabadán, es la situación que atraviesan muchos cotos ubicados en la zona de la Mancha albaceteña, ciudadrealeña, toledana y la Manchuela conquense.

En estas comarcas, ha dicho el máximo representante de los cazadores castellano-manchegos, “los cazadores no solo que se vean obligados a controlar las poblaciones de conejo, como que casi fuera un trabajo, con sus propios medios materiales y económicos y perdiendo jornadas laborales, sino que además tienen que sufrir el acoso de propietarios y explotadores de tierras sin escrúpulos, que en base a este sistema injusto aprovechan para intentar lucrarse”.

“Venimos observando peticiones de daños que no existen, otras exageradas y otras con pérdidas que realmente son imputables a otras especies, a plagas en cultivos, o simplemente, a malas prácticas agrícolas”, ha advertido Rabadán. “Nuestras sociedades se ven obligadas a peregrinar por juzgados y tribunales, haciendo frente a este problema”, ha añadido.

Así las cosas, ha reordado al director general de Política Forestal y Espacios Naturales que la plaga de conejos que sufre algunas zonas de Castilla-La Mancha provoca un situación “excepcional”, tanto, que los cazadores “no son el problema, si no, parte de la solución, de hecho, la única solución”, ha insistido.

“De no existir este colectivo, que a su costa ponen a raya a los conejos, su administración tendría que crear un cuerpo de funcionarios a tal efecto”, por ese motivo, ha advertido, la administración regional debería descargar de las espaldas de la sociedades de cazadores estas responsabilidades.

Además, ha insistido, es “imprescindible” la creación de una línea de ayudas económicas de apoyo a estas sociedades que están realizando un trabajo encomiable.

Finalmente, han invitado al director general de Política Forestal y Espacios Naturales a participar en una charla-debate sobre daños a la agricultura por especies silvestres que tendrá lugar el próximo 27 de octubre en Campo de Criptana (Ciudad Real) y en la que se analizará la situación actual en Castilla-La Mancha, para la que se contará con la presencia de especialistas y gestores de caza.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here