El post de hoy lo escribo desde La Coruña. Una nueva ciudad por descubrir, sólo había venido una vez y unas horas. Esta vez ha sido con más tiempo y además, he tenido unos guías turísticos de excepción que me han enseñado la ciudad de arriba a abajo y me han contado todas sus historias. Es mágico perderte y descubrir una ciudad por ti mismo pero increíble cuando te la enseñan como me la han enseñado a mi.

Os dejo con algunas fotos del puerto y de la parte vieja de la ciudad.
El Castillo de San Antón se ordenó construir a finales del siglo XVI sobré una pequeña isla rocosa, como plaza fuerte para la defensa del puerto coruñes. Desde finales del XVIII hasta mediados del siglo XX fue una cárcel.
Y María Pita le dejó claro al pirata más temido de los tiempos, con estos cañones, que La Coruña no era una ciudad más a conquistar.
De la Torre de Hércules no tengo fotos pero me ha encantado saber que es el faro romano más antiguo del mundo. La playa con esas imponentes olas que rompen haciendo muchísimo ruido y el mirador del milenio son otras de las cosas que he conocido hoy.
Su plaza desprende elegancia y seriedad y da un toque mágico a esta ciudad gallega rodeada de agua.
 
Espero que el viaje de esta semana os haya gustado tanto como a mi. La Coruña, prometo volver pronto y con más tiempo.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here