La Audiencia Provincial de Guadalajara ha acordado la devolución del pasaporte y de la fianza los ciudadanos búlgaros investigados por el crimen de Hiendelaencina (Guadalajara), en base a que el Ministerio Fiscal no se ha opuesto a ello al no ver pruebas para acusar a nadie en relación a la muerte de la anciana Faustina Vacas en noviembre de 2015.

La Fiscalía que lleva el caso de este crimen no ha visto pruebas para acusar a ninguno de los ciudadanos búlgaros a los que se investiga por el crimen de la anciana de 90 años en noviembre de 2015 en esta localidad, ni tampoco al hermano de ésta, Apolinar Vacas.

El plazo para que las partes presenten alegaciones es limitado, sin embargo, según Parres, al existir más de una decena de investigados en este suceso, el periodo se podría prolongar aún un tiempo.

De hecho, este letrado aún no ha recibido el escrito para presentar alegaciones, pero ha reconocido que la propuesta de la Fiscalía ya “tiene peso”.

También ha incidido en que una vez que acabe este proceso debería empezar a estudiarse la reclamación al Estado de la indemnización que corresponda para sus acusados, por el perjuicio que ha sufrido, teniendo en cuenta que ambos llegaron a estar varios meses en prisión por una acusación que a su juicio ha resultado ser “inconsistente”, y “han tenido el estigma de ser acusados de un crimen que no cometieron”.

Por su parte, en su escrito del pasado mes de julio, la Fiscalía se mostraba conforme con el auto de terminación del sumario y el sobreseimiento provisional de las actuaciones, al entender que, tras una investigación “larga y prolija” de los hechos, no se ha podido determinar quién ha sido el autor de la “muerte violenta” de Faustina el 16 de noviembre de 2015.

Por lo que respecta al arma que supuestamente se utilizó para cometer el crimen, de momento sigue sin aparecer.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here