El Ayuntamiento del municipio de Illana (Guadalajara) ha suspendido el tradicional encierro por el campo que tenía previsto realizar el próximo sábado 9 de septiembre, dentro del programa de fiestas patronales, por desacuerdos con el dispositivo previsto por parte de la Guardia Civil y posible sanciones que podría conllevar si no se ajustaban a ello.

Según el equipo de Gobierno, su incumplimiento podría además derivar en sanciones “también injustas y desproporcionadas para los vecinos y participantes”.

“Nos vemos en la difícil situación de anteponer los intereses de los vecinos de Illana y suspender, muy a nuestro pesar, este festejo, sustituyéndolo por una suelta de reses por las calles”, han indicado en un comunicado de prensa.

En todo caso, el equipo de Gobierno insiste en que el dispositivo “carece de justificación alguna” ya que se basa en los incidentes que pudieran llegar a producirse y no entienden por qué en otros municipios donde se celebran encierros de este tipo no se exigen.

“Se trata de una actitud persecutoria, injusta e injustificada, y de seguir así se llegará al punto de que uno de los festejos de más afluencia de nuestras Fiestas Patronales pierda su sentido”, lamentan desde el equipo de Gobierno.

También aprovechan para denunciar lo “paradójico” que resulta que ahora exija tanto efectivo, incluso la presencia de un helicóptero, y en invierno “suframos la falta de estos en nuestros pueblos”.

Desde el Ayuntamiento hacen llegar a sus vecinos que lamentan la decisión por el perjuicio económico que también conlleva para muchos pero insisten en que quieren evitar “las posibles múltiples sanciones que podrían perjudicar a los vecinos, así como el desarrollo deslucido del encierro”.

Por último, el equipo de Gobierno ha mostrado su solidaridad con los municipios de Aranzueque y Almoguera que también se encuentran en la misma situación.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here