Francisco Martínez Arroyo

La medida impedirá a la CHS realizar las obras de los pozos de sequía de Hellín (Albacete)

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha ampliado, por vez primera, el periodo de máxima alerta de incendios forestales en la Comunidad Autónoma hasta el 31 de octubre, debido a la situación meteorológica de “sequía extrema” y de “muy altas temperaturas” para la época del año en la que estamos.

Así lo ha avanzado este martes en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno el titular de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, quien ha señalado que esta medida significa que siguen prohibidas las quemas de todo tipo en el medio forestal, así como “todo tipo de prácticas con maquinaria que pueda suponer riesgo de incendios o generar chispas por deflagración”.

Martínez Arroyo ha destacado que esta ha sido una “decisión muy meditada” adoptada teniendo en cuenta que el medio natural “está muy seco” y que “esto puede suponer mayor riesgo de incendios”. A ello se suma que este es un año “muy adverso” climatológicamente hablando, con los embalses de cabecera al 9,5% de su capacidad y la cuenca alta del río Guadiana en el 18%.

La ampliación de la campaña supone, además, que se mantienen activados cinco helicópteros de transporte y extinción –uno por provincia–, y dos brigadas helitransportadas, cuatro autobombas y tres patrullas también por provincia, salvo en la de Guadalajara que habrá dos de estas últimas.

Igualmente, el consejero ha adelantado que la ampliación de este periodo de alerta por incendios supondrá en la práctica que “no se van a poder construir” los pozos de sequía autorizados por el Gobierno en Hellín (Albacete), ya que durante este periodo no se pueden realizar obras en el medio natural “como las que pretendía la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS)”.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here