fomento-intermediacion

El programa de Intermediación Hipotecaria creado por la Junta de Comunidades en octubre de 2015 continúa creciendo. Esta mañana, la consejera de Fomento del Gobierno regional, Elena de la Cruz, ha firmado sendos convenios con Globalcaja y Caixabank por los que ambas entidades establecen con la administración autonómica una serie de compromisos para poner en práctica en caso de que alguno de sus clientes incurra en el impago de cuotas de préstamos hipotecarios.

Los acuerdos firmados por la consejera con Carlos de la Sierra, presidente de Globalcaja, y José Luis Escaso, director de instituciones territorial para Castilla-La Mancha y Extremadura de Caixabank, coinciden en un objetivo esencial, como es que ambas entidades conceden a los equipos de las Oficinas de Intermediación Hipotecaria (OIH) un plazo dentro del cual se abre un periodo específico de negociación intentando evitar que el procedimiento de ejecución hipotecaria y el posterior desahucio se abran camino en los juzgados.

Elena de la Cruz ha agradecido a ambas entidades la rúbrica de este acuerdo porque significa “sumar apoyos, sumar esfuerzos” en una materia “tan sensible”. La consejera ha subrayado que el Gobierno regional está dispuesto a “colaborar de manera intensa para evitar desahucios en nuestra comunidad autónoma” desde todos los ángulos posibles. En el caso de Globalcaja y Caixabank, la consejera ha precisado que “desde el primer momento han colaborado de facto” con la labor de las OIH, aunque era necesario “fijar” unos procedimientos de actuación.

El presidente de Globalcaja ha destacado que el convenio pone “objetividad” y “cariño”, así como “un lugar de encuentro” o un “punto intermedio” entre la entidad bancaria y el cliente que son las oficinas de la Junta de Comunidades. De la Sierra ha recalcado que en la entidad que preside no se ha producido ningún desahucio desde el inicio de la crisis. También José Luis Escaso ha redundado en la necesidad de las oficinas del Gobierno regional como un lugar de acuerdo donde el afectado se sienta cómodo, “donde todo vaya a ser más fácil y más fluido” porque “las personas que acuden a hablar con nosotros lo hacen con cierta reticencia”.

Según el texto de los convenios, se tratará de manera prioritaria de conseguir alternativas a los procesos de ejecución para salvaguardar la vivienda principal de las familias con problemas para hacer frente a las cuotas. El propósito es que los clientes de las dos entidades bancarias firmantes con dificultades para hacer frente a la hipoteca dispongan desde el primer momento de una actuación conjunta y coordinada entre el afectado, su banco y las oficinas del Gobierno regional, de forma que no tenga que acudir en busca de los recursos de las OIH, sino que se le ofrezcan ‘de oficio’ desde la propia entidad acreedora antes de iniciar el procedimiento judicial.

De hecho, y gracias al convenio, las entidades bancarias se comprometen a no iniciar ningún procedimiento de ejecución hipotecaria en Castilla-La Mancha sin previamente notificar expresamente la posibilidad de acudir a la asistencia, asesoramiento e intermediación de las OIH, comprometiéndose además a paralizar las acciones judiciales mientras se dialoga sobre una alternativa al desahucio.

Opciones alternativas

La intermediación de las OIH con las entidades intentará a partir de ese momento desde la reestructuración del préstamo hasta su rehabilitación mediante el pago de las cuotas vencidas si fuese posible hasta la consecución de una quita, negociar una dación en pago, la venta del inmueble e incluso procurar a los afectados un alquiler social que no supere el 30 % de la renta disponible del deudor. En casos extremos en los que el desalojo sea irrevocable, las oficinas del Gobierno regional y las entidades firmantes colaborarán para procurar un alquiler social asequible. Las entidades se comprometen, por tanto, a poner a disposición de los afectados “toda una cartera de soluciones posibles”, ha afirmado la consejera.

Mediante los convenios, representantes de Caixabank y Globalcaja entran a formar parte como invitados de las comisiones de seguimiento del Programa de Intermediación Hipotecaria de la Junta de Comunidades con derecho a voz. Además, se crean sendas comisiones de seguimiento de ambos convenios que se reunirán al menos dos veces al año para aclarar aspectos novedosos que puedan surgir de su aplicación práctica o resolver de manera amistosa posibles desacuerdos, para “pulir” o “ampliar” los términos del acuerdo, ha dicho De la Cruz. Ambos convenios tienen vigencia de un año prorrogable tácitamente si no lo denuncia cualquiera de las partes.

Estos son los primeros acuerdos que el Gobierno regional consigue cerrar con las entidades bancarias con compromisos concretos y por escrito relacionados con la problemática de la pérdida de primera vivienda. La Consejería de Fomento mantiene, no obstante, abiertas otras líneas de posibles acuerdos con los bancos para continuar avanzando en múltiples facetas de colaboración con la administración regional en el área que dirige José Antonio Carrillo. Entre otras cosas, la Junta continúa intentando negociar con los bancos la constitución de un fondo de viviendas que eviten la exclusión social derivada de la exclusión residencial. Elena de la Cruz ha definido los convenios como “un primer paso” en los acuerdos con las entidades bancarias “desde el que queremos seguir avanzando” mediante otras líneas como la rehabilitación de vivienda o la dotación de vivienda social.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here