Las barrancas de Burujón, Santa María de Melque, Hontanar, los Lavaderos de Rojas, el campo de golf de Layos, Guadalajara y Madrid acogerán el rodaje, que empieza la próxima semana

Un mundo dividido en dos secciones, la que vive en un edificio “muy sui géneris’ con vistas a Monument Valley –en homenaje al director de cine John Ford–, y la que protagonizan los “desheredados del mundo” que viven en un bosque y se empeñan en entrar en el anterior, suponen el punto de partida de ‘Tiempo después’, la nueva película de José Luis Cuerda, ambientada en el año 9.991, en la que habrá un guardia civil metafísico, ovejas y la vuelta del ‘Rey Gabino’, y que se empezará a rodar la próxima semana con la previsión inicial de estrenarse en otoño del próximo año.

En la rueda de prensa de presentación de la película, en la que participarán 414 extras toledanos, Cuerda, acompañado por algunos de los protagonistas de la misma, ha dado algunos detalles sobre los personajes a los que darán vida actores como Roberto Álamo, Nerea Camacho, Blanca Suárez, Carlos Areces, Berto Romero, Arturo Valls, Manolo Solo, Andreu Buenafuente, Miguel Rellán, Joaquín Reyes, Antonio de la Torre, Raúl Cimas, María Ballesteros o Gabino Diego.

Precisamente este último actor volverá a repetir su personaje de ‘Amanece que no es poco’, el de un rey americano con acento inglés, ahora como “Rey de Bastos”, según ha detallado Cuerda, que ha defendido el sentido del humor, ya sea “bueno, malo o zafio”, como algo que le es “inherente”. “Yo si no me río de las cosas que me toca vivir sería el hombre mas infeliz del mundo”, ha comentado, convencido de que “la vida incluye varios componentes que son vitales sin los cuales uno se muere: uno es el sexo, otro el disparate y otro la mala idea”.

‘Tiempo después’ no pretende ser “secuela ni nada” de ‘Amanece que no es poco’ aunque tiene “mucho que ver” con ella en lo que al mismo sentido del humor “surrealista, manchego” se refiere, como ha precisado el productor Félix Tusell. La película estará rodada en Toledo, Guadalajara y Madrid y no en Albacete –aunque sale un plano aéreo de la provincia porque “está en el corazón de todos nosotros”, según el director–, y los hombres que crecían de la tierra “ya se han agostado”. “Se hizo una plantación y se quedó en nada”.

No obstante, Cuerda ha reconocido que habrá “alguna referencia” ‘amanecista’ porque sigue teniendo “verdadera devoción” por Faulkner, aunque ahora ha descubierto a Max Aub y le asombra su “magnitud” y su capacidad para inventar un mundo –“No intento ser Max Aub pero envidia me da, no que esté muerto”, ha precisado–, y que el “realismo mágico” se ha resumido en esta nueva película en que “de vez en cuando pasa un sudamericano volando por la ventana y para mantenerse en la ventana hace lo del colibrí, aletear muy rápido”.

De entre los desarrapados del mundo de ‘Tiempo después’ –que viven en el bosque de la localidad toledana de Hontanar– surgeuno que “se empeña en entrar en el edificio porque hace una limonada buenísima, pero le dicen que no puede entrar”. En concreto, el conserje, que Areces, intenta explicarle a este hombre que “si es parado y entra y tiene un trabajo sufre merma ontológica y dejar de ser lo sustancial en él, que es ser parado”.

A partir de ahí tramará cosas para ver si puede entrar y se verá lo trabajoso que resulta “cambiar de estado en un momento determinado”, ha destacado Cuerda. También habrá en ‘Tiempo después’ un guardia civil “metafísico”, que interpretará otro actor ‘amanecista’ y habitual de las comedias de Cuerda, Miguel Rellán, que interpretará a un agente al que “no le duelen prendas”, un personaje “verdaderamente insólito” al que no tiene “ni puñetera idea” de cómo “meterle mano”, según ha confesado, y que, además, tiene una escena de cama “con un escocés”.

MONUMENT VALLEY “POR TODAS PARTES”

En el edificio donde vive el ‘establishment’ –obra del decorador Pepe Domínguez y que está formado por una corona de espinas en su parte baja y por varias torres plantas dentro, con la “peculiaridad” de que se mire por donde se mire se ve Monument Valley “por todas partes” en homenaje a John Ford–, también viven unos adolescentes rebeldes “que no se comprometen con nada”, como ha explicado Nerea Camacho, que interpreta a uno de ellos, Margarita, que vive “el día a día sin pensar qué pueda pasar”. La actriz ha señalado que el suyo es un personaje “muy pequeño” pero se ha mostrado “muy contenta y agradecida” de formar parte de esta película.

En las torres blancas con vistas también trabajan tres barberos, a uno de los cuales lo matan, según ha adelantado José Luis Cuerda. Uno de ellos está interpretado por Arturo Valls, otro lo interpreta Berto Romero y un tercero, que no tiene vocación de barbero, quiere “entrenar galgos”.

Valls, es productor de la cinta –coproducida por Tiempo Después AIE, Estela Films, Pólvora Films, Lanube Películas, El Terrat, Atresmedia Cine y Planar Gestao de Equipamentos Cinematográficos–, y ha contado que “viendo que nadie se acababa de animar” a rodar el texto de Cuerda, han recabado muchos apoyos para volver a ver al director albaceteño “en faena”.

“Es un director impar, que no tiene par”, ha bromeado el actor, que ha subrayado que había que “ponerse manos a la obra” para que volviera “la comedia surrealista”. Cuerda, que ha señalado que la historia de ‘Tiempo después’ está escrita desde hace años, primero como libro y luego como guión definitivo, y ambientada con el año 9991, es “como un documental sobre el manicomio” donde aprendió a hacer cine.

El director, que opina que el surrealismo “es imposible en el cine”, ya que los surrealistas “son actos automáticos sin justificación ninguna” y eso en el cine no se puede hacer, ha mostrado finalmente su agradecimiento al Gobierno regional por su apoyo. “Me conmueve que un asunto como este haya reunido a tantas personas”, ha concluido, asegurando que con este proyecto “nos la jugamos”.

RODAJE

‘Tiempo después’, que se rodará en la capital toledana, las barrancas de Burujón, Santa María de Melque, Hontanar, los Lavaderos de Rojas –donde se ubica la casa del alcalde–, el campo de golf de Layos –donde habrá que meter a 50 ovejas–, Guadalajara y Madrid a lo largo de ocho semanas, ha contado con una aportación del Gobierno de Castilla-La Mancha de 200.000 euros, según ha asegurado la consejera de Economía, Empresas y Empleo del Gobierno regional, Patricia Franco que ha estado acompañada en la presentación de la película por el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ángel Felpeto.

Franco ha recordado que uno de los objetivos de la Junta es aprovechar al máximo la potencialidad del territorio con herramientas como la Film Commission el instrumento para promocionarnos como lugar de rodaje, y apoyar a las empresas y profesionales de la industria audiovisual en la logística de sus producciones en Castilla-La Mancha.

http://www.castillalamanchafilm.com es la ventanilla única del Gobierno regional para que las productoras audiovisuales puedan gestionar sus trámites cinematográficos y ofrece ya cerca de 70 localizaciones, y cuenta con más de 180 municipios inscritos. Se han recibido ya más de 500 solicitudes de información y ayuda en la tramitación de espacios, y se han mantenido más de 80 reuniones de trabajo.

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ángel Felpeto, por su parte ha adelantado que en el Presupuestos de 2018 “se va a recuperar una línea de ayudas destinada a las industrias culturales y que, en la actualidad, “se está planteando poner en marcha una nueva convocatoria de ayudas para la elaboración de guiones cinematográficos con la que se pretende impulsar la primera parte de la creación de una película”.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here