La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (Csif) ha señalado que el descenso del número de parados de Castilla-La Mancha, con 4.135 desempleados menos en el mes de septiembre, es una “buena noticia” para la región, aunque considera que las cifras “esconden una realidad muy grave sobre la calidad del empleo generado”.

Si Castilla-La Mancha es la segunda Comunidad Autónoma donde más ha bajado el paro hasta situarse en 173.581 personas, también es cierto que es la quinta región en la que más contratos se firmaron en septiembre (119.545), lo que evidencia la precarización del empleo con contratos por días e incluso horas como práctica habitual, según ha informado en nota de prensa Csif.

No en vano, ha explicado que el 95,8 por ciento de los contratos firmados fueron temporales; este tipo de relación contractual aumentó un 34,4 por ciento en septiembre, lo que evidencia, según la central sindical, “el aumento y estímulo de un empleo de muy baja calidad”.

Asimismo, el paro femenino continúa registrando números “muy negativos”. El 62,5 por ciento del número de desempleados en la región son mujeres (108.637), diferencia que se acentúa notablemente con la edad: en Castilla-La Mancha existen 100.089 desempleadas mayores de 25 años por 56.780 desempleados mayores de 25 años.

Con estos datos, Csif ha pedido “la revisión de los planes de empleo en la región, que basan su efectividad en cifras de cara a la galería y se olvidan de la necesidad que tienen los trabajadores de obtener estabilidad laboral”.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here