Consumir cerveza de forma moderada puede formar parte de una dieta equilibrada. A esta conclusión han llegado numerosos estudios según la presidenta de la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD), Ascensión Marcos, que ha sostenido que el consumo moderado de cerveza no está relacionado con la obesidad.

En rueda de prensa, Marcos ha recalcado la necesidad de mantener una dieta adecuada, como puede ser la Mediterránea, para evitar “el creciente problema de la obesidad”. Asimismo, ha querido desmitificar la “barriga cervecera” ya que las bebidas fermentadas no provocan “aumentos de peso ni modificaciones en la composición corporal” debido a su “bajo aporte calórico”.

“No hay que sentirse culpable por tomar una caña”, según ha asegurado Marcos, siendo entre 11-12 gramos de alcohol la cantidad máxima diaria recomendada para mujeres y 22-24 gramos para los hombres, lo que equivaldría a una y dos latas de cerveza respectivamente.

Ascensión Marcos ha tratado estos aspectos en su ponencia ‘Consumo moderado de cerveza y sus implicaciones en la salud’, en el marco del XVIII Seminario de Nutrición: Nutrición y alimentación: Elecciones diarias con distintos destinos sanitarios’ que se celebra en la sede de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Cuenca.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here