El secretario general de CCOO de Castilla-La Mancha, Paco de la Rosa, ha participado en una asamblea con las trabajadoras y trabajadoras de la residencia de mayores de Pantoja (Toledo), que en los últimos seis años han sufrido “continuos retrasos en el pago de las nóminas, que han llevado a algunos de ellos a abandonar sus puestos de trabajo al no poder aguantar la situación”. Ahora, “con el cambio en la gestión de este centro, estos problemas se van a ir superando”.

Se enmarca dentro de la ronda de visitas y asambleas en centros de trabajo iniciada el pasado mes de mayo por CCOO en la región para reforzar el contacto directo entre los trabajadores y trabajadoras y la dirección del sindicato. “Apostamos por el sindicalismo de proximidad, queremos estar con la gente, conocer de primera mano que les preocupa, buscando soluciones, persiguiendo como no puede ser de otra manera la mejora de sus condiciones de trabajo y de vida. CCOO siempre está al lado de la clase trabajadora”, señala De la Rosa.

En la asamblea también participaron la secretaria general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO CLM, Chelo Cuadra, su homóloga en la federación provincial, Mª Antonia Márquez, y Aurelio Alzorriz y Fernando Puebla, también de esta federación.

Para el sindicato “es prioritario retomar la negociación y firmar un convenio digno y adecuado a la gran labor que este colectivo realiza en un sector tan sensible”. A los 13.000 trabajadores y trabajadoras de residencias privadas en nuestra región se les aplica el Convenio Estatal de la Dependencia, que lleva prorrogado desde el año 2013 y cuya negociación se encuentra en vía muerta”, explica De la Rosa.

Se ha visto revalorizado este año con el IPC del 1,6%, pero “no se ha conseguido ninguna otra mejora en aspectos tan importantes como la clasificación profesional o las mejoras salariales”. “En manos de una patronal con posturas retrógradas e inamovibles incapaces de apostar por un sector con proyección de futuro, creador de empleo estable, pero con salarios que no llegan a los mil euros”, ha afirmado.

Por su parte, Márquez explica que la residencia de mayores de Pantoja es la mayor residencia privada de región, donde trabajan cerca de un centenar de personas y cuenta con un total de 450 plazas, de las cuales en estos momentos están ocupadas unas 150.

“Parece que en la actualidad se apuesta por su viabilidad, con la entrada de Mensajeros de la Paz en la gestión del centro. Un largo periodo de tiempo en el que los retrasos en el pago de nóminas durante varios meses han provocado una situación insoportable para los trabajadores y trabajadoras, algunos de los incluso han tenido que dejar su empleo. También ha habido disminución de plazas públicas o impagos por parte de la Junta, situaciones realmente complicadas que parece que se van a ir superando”, ha afirmado el sindicato.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here