Castilla-La Mancha ha registrado cuatro fallecidos por ahogamientos en espacios acuáticos en lo que va de año, lo que supone el 1 por ciento del total de fallecimientos del país, según los datos del Informe Nacional de Ahogamientos, que elabora la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo.

En total, España supera los 400 muertos por ahogamiento en espacios acuáticos durante los nueve primeros meses del año. Además de las muertes por ahogamiento, en lo que va de año han fallecido, al menos, otras 85 personas por accidentes ocurridos en espacios acuáticos y 1.547 han sido rescatadas en situaciones de peligro.

Las 408 personas muertas durante los primeros nueves meses del año suponen, un 12,7 por ciento más de las que se dieron en el mismo período de 2016, 46 óbitos menos, 362, y más del 24 por ciento (79 ahogados menos) de las registradas en el mismo período de 2015, en que se habían producido 329 muertes.

En Andalucía se ha producido una de cada seis muertes, el 16,7 por ciento, con 68 personas fallecidas. Le siguen Canarias con 65, el 15,9%, la Comunidad Valenciana, con 62 óbitos, el 15,2 por ciento, Galicia, con 51 muertes y el 12,5 por ciento, Cataluña (41 y 10%), Baleares (23 y 5,6%), Cantabria (19 y 4,7%), Región de Murcia (17 y 4,2%), Castilla y León (13 y 3,2%), Aragón y País Vasco (9 y 2,2%), en cada caso, Asturias y Extremadura (8 y 2% en cada territorio), Comunidad de Madrid (5 y 1,2%), Castilla-La Mancha (4 y 1%), Ceuta (3 y 0,7%), La Rioja (2 y 0,5% y Navarra (1 y 0,2%).

La Ciudad Autónoma de Melilla es el único territorio español donde no se ha registrado ninguna muerte por esta causa hasta el momento.

El perfil de la persona ahogada en España es un hombre (80%), de nacionalidad española (75%), de 35 o más años (73%), muerto en una playa (53%), o en cualquier otro espacio acuático sin vigilancia (89%), entre las 10.00 y las 20.00 horas (72%).

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here