El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez Plaza, ha calificado como una “afirmación gratuita” que la Iglesia Católica utilice los centros educativos públicos para “la catequización” a través de la asignatura de religión, circunscribiendo esta opción de estudio a la libertad de elección de los padres.

Del mismo modo, ha asegurado que “es bueno rechazar el infundio de que asistir a la clase de Religión significa que uno es adoctrinado”.

En este punto, ha aseverado que en el próximo curso pastoral se tienen que abordar “estos temas candentes”. “Por ejemplo, qué es educar, la libertad religiosa, la escuela concertada y razones para que exista”.

En su opinión, “no se trata únicamente de la clase de Religión, que estaríamos defendiéndola como única finalidad”. “Se trata de la libertad de los ciudadanos, que puede estar en peligro. Se trata de la posibilidad o no de que los padres tengan mucho que decir en el tipo de educación que eligen para sus hijos. Se trata, en definitiva, de si en nuestra tierra se admite o no lo que la sociedad civil elige o únicamente es posible lo que las clases dirigentes imponen”, finaliza.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here