Viejos y enfermos por Andrés Cañas

Llevamos un poco tiempo que se habla en Cataluña de política -creo que como en el resto de España- con más insistencia de lo razonable. Por un lado se cuestiona si independencia "SÍ" o independencia "NO" aunque sin excesivo entusiasmo, esa es la verdad.

Tengamos la fiesta en paz por Andrés Cañas

Si el político "ex" de casi todo, señor Bono, con su mal disimulado anticatalanísmo se quiere manifestar contrario a la independencia de Cataluña incluso a todo lo que él considere favor a esta comunidad, igual que cualquier otro ciudadano, está en su derecho, ¡faltaría más!

El hermano Sinforoso por Andrés Cañas

a cabecera de éste espacio se corresponde con el nombre de pila de un hombre al que conocí desde niño y admiré siempre, aunque no tuve tiempo para conocerle algo mejor, ya que la fatalidad se cruzó en su vida y murió precozmente en accidente laboral.

Estrecheces por Andrés Cañas

"Los Litos", sobrenombre por el que se les conocía, era una familia numerosa (10 ó 12 hijos) muy pobre, que ocupaba una modestísima vivienda...

Como Dios manda por Andrés Cañas

Si lo que cuentan los sagrados escritos sobre Nuestro Señor (Jesucristo) es cierto y Él entregó su vida por todos nosotros, una vez resucitado...

Otros tiempos, otras crisis

—Tú, hijo mío, quédate aquí hasta que yo vuelva —me dijo mi padre— porque si estos señores son medianamente compasivos y quieren, espero que no tardándose mucho me dejen volver. (Los "señores" a los que se refería eran una pareja de la guardia civil).

Solo en la quintería por Andrés Cañas

Al mediodía, preparando algo de comer, oigo ladrar al perro y una persona que se acercaba a la quintería dijo en voz alta, ¿Quién vive? —era el grito acostumbrado— y añadió: ¿Se puede?.

Acobardados por Andrés Cañas

No recuerdo si eran las últimas horas de aquél día o las primeras del siguiente. Tampoco recuerdo si estábamos en mayo o en junio. Era, eso sí, el año 1938 a unos diez u once meses para el final de la guerra civil (1936-1939).