Hacía mucho que no os traía una entrada de mis viajes. La semana pasada estuve por el norte, concretamente en Bilbao y ¿quién dijó que allí no hace calor? Tuve suerte y me hizo un día espectacular, perfecto para pasear por la zona del Guggenheim, que poco tiene que ver con como estaba hace unos años, la han dejado preciosa. Eso si, ¡qué humedad!

 

 

 

Me encanta Puppy, la mascota de la pinacoteca. Cubierta de flores, allí está a la entrada del museo, custodiando el Guggenheim  y dándole la bienvenida a sus visitantes.

 

 
Y a los pies del museo, rodeado de agua, tenemos la ría del Nervión o Ibaizábal, que todos conocemos como la ría de Bilbao. En ella se podían ver a algunos deportistas con las piraguas. Una tarde muy agradable en la que pude disfrutar del reflejo del sol en la ría, me encanta ese brillo del agua 🙂

 

Y rodeando, como no, varias esculturas.

De los pinchos, tapas y demás no os dejo imágenes, jejeje, no son horas de despertar el apetito. Espero que os haya gustado este miniviaje por el País Vasco. En unos días os traigo otro post viajero 🙂

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here