El consejero delegado del Santander en España, Rami Aboukhair, ha asegurado que la intención de la entidad es que la integración del Banco Popular, tras su adquisición el pasado mes de junio, se realice “de manera ejemplar”, al tiempo que ha deseado que estas dos marcas “sigan haciendo negocio”.

Así lo ha aseverado en su intervención en el acto inaugural del XX Congreso Nacional de Empresa Familiar que acoge la ciudad de Toledo con el patrocinio de Banco Santander y KPMG, donde ha recalcado que la operación fue “muy positiva para España, para la economía y para la estabilidad del sector financiero”.

Según ha considerado, con esta maniobra “se evitó un contagio, fue buena para los contribuyentes, que no tuvieron que poner dinero público para rescatar otra entidad, y también para los empleados de la marca, porque se consiguió estabilidad”.

“Fue buena para sus cuatro millones de clientes, porque aquél 7 de junio inyectamos 13.000 millones para garantizar sus depósitos”, ha incidido, asegurando que Banco Santander “demostró responsabilidad” con la adquisición del Banco Popular.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here