concejal de Hacienda, José Pablo Sabrido

El IBI baja un 0,4%, se congelan ORA, agua o zanja única y el resto se actualiza un 1%

El pleno del Ayuntamiento de Toledo, reunido en sesión extraordinaria, ha aprobado este martes en su fase inicial el Proyecto de Modificación de Ordenanzas Fiscales y Precios Públicos de 2018 con los votos a favor de PSOE y Ganemos y el rechazo de los concejales de PP y Ciudadanos, que llegaron a plantear sendas enmiendas a la totalidad.

El concejal de Hacienda, José Pablo Sabrido, ha sido el encargado de defender la propuesta presentada por el equipo de Gobierno que finalmente ha sido aprobada, destacando que el proyecto “nace con el objetivo esencial de potenciar la instalación de nuevas empresas y emprendedores en Toledo, la creación de empleo y la puesta en marcha de medidas de eficiencia y ahorro energético”, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Estos objetivos, “se hacen compatibles con las reglas económicas que rigen la Hacienda local de sostenibilidad financiera, estabilidad presupuestaria y una clara previsión del cumplimiento de la regla de gasto que impide no sólo gastar más sino también recaudar menos”.

La propuesta del equipo de Gobierno incluye la modificación de 26 Ordenanzas Fiscales y del Callejero Fiscal, manteniéndose sin cambios el impuesto de plusvalías (a la espera de una regulación estatal), suministro de agua (sujeta al acuerdo de requilibrio financiero de 2014), zanja única, pruebas selectivas y ORA.

Con carácter general, el resto Ordenanzas se actualizan un 1 por ciento (porcentaje inferior al IPC de agosto, que fue del 1,6, y que es el que el Ayuntamiento toma como referencia para actualizar las tasas y precios públicos) y el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) baja un 0,4 por ciento.

El resto del texto recoge incentivos y bonificaciones en el IBI, Impuesto de Actividades Económicas (IAE) e Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) “para hacer más atractiva la ciudad también desde el punto de vista industrial y de empleo, potenciando por otra parte la eficiencia energética y las energías no contaminantes”.

Durante la tramitación de este expediente, el proyecto se ha presentado al Consejo Municipal de Asociaciones de Vecinos y a los grupos políticos en la Comisión de Hacienda que han presentado enmiendas al texto, aceptándose, de manera pactada, un total de 22 “que han enriquecido sin duda el documento”, ha señalado Sabrido. Fueron rechazadas dos enmiendas a la totalidad presentadas por PP y Ciudadanos.

Tras el debate de la propuesta se ha procedido a la votación con el mencionado respaldo de los concejales de los grupos PSOE y Ganemos y el voto en contra de los grupos Popular y Ciudadanos, que consideran “insuficientes” las medidas adoptadas.

PP: “SEGUNDA SUBIDA GENERAL DE TASAS”

El portavoz del Grupo Municipal Popular, Jesús Labrador, ha manifestado que si de verdad el Gobierno bipartito que lidera Milagros Tolón hubiera querido unas ordenanzas con “carácter social”, hubieran presentado enmiendas con una bajada de impuestos real, mientras “por segundo año consecutivo se aprueba una subida general de todas las tasas”.

“Tolón nos fríe a impuestos y vuelve a subir el recibo del agua y de la basura” según Labrador, algo que hará que “ni se genere empleo, ni riqueza, ni se atraigan empresas”.

El portavoz ha manifestado que el Grupo Popular en el Pleno ha votado en contra del Proyecto de Modificación de las Ordenanzas Fiscales, entre otras cosas porque ni Tolón ni el portavoz de Ganemos, Javier Mateo, “quieren una bajada efectiva del IBI, como propone el PP”.

Por otra parte, el portavoz ha recordado que la demanda de bajar el IBI de forma efectiva y que los vecinos lo noten en sus bolsillos no es una iniciativa exclusiva del PP, “sino que es una petición que las asociaciones de vecinos, de empresarios, familias numerosas y diferentes colectivos sociales”.

CS: “SON BAJADAS SIMBÓLICAS DE 70 CÉNTIMOS”

De su lado, el portavoz de Cs, Esteban Paños, ha afirmado que el Ayuntamiento “aún tiene margen para bajar los impuestos”. “Y así se lo hemos pedido al equipo de Gobierno, que deberá explicar por qué rechaza nuestras enmiendas”.

Paños ha asegurado que “las bajadas simbólicas de 70 céntimos en los recibos no son suficientes” y ha insistido en que “es hora de devolver a los ciudadanos los esfuerzos hechos durante la crisis y de incentivar a las empresas y emprendedores para que se instalen en nuestra ciudad”.

El edil ha recordado que, entre otras cuestiones, su Grupo ha pedido una mayor rebaja del IBI para “que se note de verdad en el recibo”, así como una reducción del 50% en la tasa de licencia de apertura de establecimientos industriales y comerciales: “Esto supone 170.000 euros para el Ayuntamiento, pero una gran ayuda para quien abre un negocio”.

Desde la formación naranja han lamentado que el equipo de Gobierno municipal “apruebe unas ordenanzas fiscales que no ha trabajado con nadie, que no han cumplido los plazos, que tienen en contra informes de la Intervención y del Jefe de Cuentas”.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here