pantano

La Asociación Agraria-Jóvenes Agricultores (ASAJA) ha votado este viernes en contra del proyecto de revisión del Plan Hidrológico correspondiente al proceso de planificación 2015-2021 de la Demarcación Hidrográfica del Guadiana en la sesión del Consejo del Agua celebrado en la sede de esta Confederación, en Badajoz.

Desde ASAJA justifican el sentido de su voto por el rechazo de la Confederación Hidrográfica del Guadiana a la práctica totalidad de las alegaciones presentadas por la organización agraria a este documento.

Los representantes de ASAJA argumentan el voto contrario al contemplar este proyecto restricciones de agua para regadío, que conllevarían una importante reducción de la actividad agraria actualmente existente y no atender a la demanda real ni a las necesidades de los distintos usos, principalmente el agrícola.

Además, señalan que no recoge la dotación de nuevas infraestructuras hidráulicas (embalses, pozos de recarga, etcétera), no habiéndose contemplado infraestructuras de regulación para ajustar la demanda existente. Añaden que tampoco se contempla la demanda de la aportación externa de 100 hectómetros cúbicos de otra cuencas a la del Guadiana, necesarios para abastecer la demanda existente en la zona de la cuenca alta para usos agrícolas, de industrias agroalimentarias y otras y caudales medioambientales a través de la derivación del trasvase Tajo-Segura u otras opciones que pueden ser realizables y a través de la tubería o cursos naturales.

Entre los argumentos del voto contrario también están que el proyecto no contempla permanentemente la flexibilidad en la utilización de los derechos de riego (acumulación permanente de recursos y compensación), medidas demandadas por ASAJA en los últimos años.

Por último, señalan que no se han regulado los pozos de las explotaciones denominadas prioritarias, ni tampoco se han resuelto la totalidad de los expedientes relativos a las explotaciones de leñosos, conforme a lo establecido en el Plan Especial del Alto Guadiana (PEAG). Inciden en que ASAJA ha venido lamentando año tras año que los regantes de la Cuenca Hidrográfica del Guadiana, pertenecientes a Castilla-La Mancha, son los que cuentan con menor caudal asignado para riego de todo el territorio nacional, siendo los que más aportan al mantenimiento medioambiental al dejar sin usar el 50% de los derechos de agua que tienen asignados. Esto supone que los regantes de la Cuenca Alta del Guadiana tengan dotaciones máximas de 2.000 metros cúbicos por hectárea y año frente a los del resto, que superan de media los 5.000. Ante esta situación de “agravio comparativo”, ASAJA lleva años demandando soluciones.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here