El secretario general de ASAJA en Castilla-La Mancha, José María Fresneda, ha apuntado a “una decena de bodegas” de la región que según tiene conocimiento están incluyendo procesos de chaptalización –introducción de elementos externos al vino como la sacarosa para acelerar la fermentación y ganar graduación alcohólica– a la hora de elaborar su producto, maniobra a través de la cual consiguen doblar producción y “tirar precios”, lo cual perjudica al resto del sector.

En una rueda de prensa desde la sede de la organización en Toledo, Fresneda ha recordado que ya el pasado 23 de agosto dieron “la voz de alarma” a las autoridades e instituciones, tras lo que ha evitado desvelar la identidad de estas bodegas.

Tras precisar que esta decena de bodegas “piratas” están repartidas por toda la región, se ha mostrado “convencido” de que incluso la Guardia Civil sabe lo que está ocurriendo.

Ha aseverado que cuentan con información recabada por la organización incluso de qué empresas sirven la sacarosa –apuntando a una empresa belga y otra murciana–, y que incluso conocen dónde se realizan las adquisiciones.

“Posiblemente nunca se haya dado este paso en la región, pero nosotros lo hemos dado y estamos respaldados por los agricultores”, ha dicho, si bien ha reclamado “más respaldo” del sector. “No puede ser que diez piratas empañen las industrias ejemplares de la región”.

PERJUICIOS PARA EL SECTOR

Ha puesto el acento en el “importante esfuerzo” del sector, que se ve perjudicado por la entrada en los mercados nacional e internacional de este tipo de producto.

“Nos hemos dirigido a la Consejería de Agricultura para que nos informen de cuáles son estas bodegas, que están sometidas a inspecciones. Hay que desenmascarar esta realidad. Nos gustaría estar acompañados por más asociaciones o cooperativas”, ha pedido Fresneda.

Para el responsable regional de Asaja, “lo mejor que puede pasar es que se hagan públicos los nombres de las empresas que ya están siendo sancionadas”, razón por la que exigen a la Consejería que desvele las irregularidades.

El dirigente de la organización agraria ha lamentado también que las sanciones por este tipo de prácticas no son suficientes, ya que en muchas ocasiones a estas bodegas les merece la pena adulterar el vino.

“Los hipócritas del sector dicen que si sacamos esto a la luz irá en contra del sector”, ha manifestado Fresneda, quien se ha mostrado confiado en que “la semana que viene haya alguna bodega cerrada” por este fraude.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here