policias-locales

Poder detectar los signos que indiquen el posible consumo de drogas o cualquier tipo de sustancia psicotrópica entre los conductores con el fin de prevenir accidentes de tráfico motivados por estas adicciones es el objetivo del curso de ‘Experto reconocedor de signos de las drogas en la conducción’ que durante este mes se ha desarrollado en la Escuela de Protección Ciudadana de Castilla-La Mancha, organismo dependiente del Gobierno regional.

En esta actividad formativa, que ha estado dirigida a los miembros de la Policía Local de Castilla-La Mancha, han participando 25 alumnos procedentes de Albacete, Villarrobledo, Ciudad Real, La Solana, Membrilla, Montiel, Puertollano, Valdepeñas, Cuenca, Guadalajara, Añover de Tajo, Illescas, Seseña, Talavera de la Reina y Toledo, entre otras localidades.

Durante la inauguración del curso, el director general de Protección Ciudadana, Emilio Puig, ha destacado la importancia de este tipo de formación específica dirigida a los policías locales, señalando que una parte importante de los accidentes de tráfico están motivados por el consumo tanto de alcohol como de drogas, “por lo que prevenir este tipo de situaciones es de vital importancia”.

Así, el curso ha tenido como fin la formación de estos policías municipales en el conocimiento de las pruebas necesarias para detectar la presencia de drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas en los conductores, adiestrándoles en el reconocimiento de los signos externos que la influencia de estas drogas tiene en los conductores.

Para llevar a cabo una formación tan específica se ha contado con la colaboración de la Dirección General de Tráfico, así como con la Jefatura de Tráfico de Toledo y la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, entre ellos dos médicos expertos en la detección y los análisis de drogas en la conducción.

De esta manera, en la fase teórica de las tres jornadas que ha durado este curso los 25 alumnos han conocido los distintos tipos de drogas y sus características principales, las consecuencias del consumo de sustancias psicoactivas para la seguridad vial y el procedimiento a seguir durante una exploración de influencia.

Igualmente, se ha abordado el desarrollo normativo y penal del consumo de este tipo de sustancias en la seguridad vial, repasando las leyes y reglamentos existentes, así como su aplicación práctica.

Por lo que respecta a la parte operativa del curso, los 25 agentes locales realizaron, como prueba final de esta actividad formativa, varios controles reales en la vía pública, donde pudieron poner en práctica todo lo aprendido, cumplimentando el acta de signos de consumo de sustancias psicoactivas.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here